¿Con o sin IVA?
Si no selecciona nada, los precios se mostrarán con IVA.
 

Piedras para afilado/lijado

1 de 8
1 de 8

 

Conocimientos especializados - Piedras de lijado

 

Nada funciona sin una herramienta afilada.

La mejor herramienta de corte no sirve para nada si no está bien afilada. ¿Cómo se devuelve un filo romo a su estado afilado? A menudo incluso los especialistas discrepan al respecto. Nosotros recomendamos la técnica que lleva siglos demostrando su eficacia con la hoja más afilada que hay, la espada samurái: el afilado manual en piedras al agua japonesas.

 

Afilado en piedras al agua japonesas

Este método, igualmente adecuado para cuchillos y herramientas, presenta las ventajas siguientes:

  • La dureza y la durabilidad de corte del acero no se ven afectadas porque no se produce calor.
  • La amplia oferta de granulados permite obtener filos de la finura que se desee.
  • Dado que las piedras son inflexibles por naturaleza, se pueden lograr geometrías del filo exactas (sin superficies del bisel redondeadas, como con los discos de fieltro o goma).
  • No hay peligro de que se produzcan chispas.
  • El equipamiento básico no es caro.

El afilado que se puede conseguir depende de los factores siguientes:

  • De la estructura molecular del acero -
    Finura del granulado y dureza del acero: cuanto más fina/duro, más afilado
  • De la geometría del filo -
    Cuanto más pequeño es el ángulo del filo, más baja es la resistencia al corte
  • De la finura del granulado -
    Cuanto más fino es el granulado de la piedra de afilar, mayor es el afilado
  • De la capacidad del afilador -
    Solo la práctica hace al maestro

 

 

 

Tipos de utensilios de afilado

Las piedras de afilado que ofrecemos se clasifican del modo siguiente:

  • Piedras al agua japonesas sintéticas: Piedras al agua japonesas sintéticas:

    Son las piedras más populares y eficaces. Presentan una estructura de poros abiertos con un almacenamiento de partículas homogéneo, afilan rápido y se deben rectificar cuando se desgastan.

    La novedad son las piedras al agua de cerámica, con una mayor resistencia al desgaste para el ámbito profesional.

    Piedras al agua sintéticas en la tienda

  • Piedras al agua japonesas naturales: Piedras al agua japonesas naturale

    Las piedras naturales japonesas, al igual que las piedras belgas o la piedra eslovaca Rozsutec, son rocas sedimentarias o calizas con corindón, óxidos, cuarcitas o piedras semipreciosas (p. ej., granates) intercalados. Gracias a su estructura ligeramente heterogénea, armonizan muy bien con los aceros forjados a mano. En particular, las piedras japonesas y belgas son cada vez más escasas.

    Piedras al agua naturales en la tienda

  • Piedras al aceite: Piedras al aceite

    Las piedras al aceite Arkansas son novaculitas muy densas y resistentes al desgaste. Son excelentes para afilar cuchillas de talla y torneado.

    Nota: No combine piedras al aceite y al agua, ya que el aceite reduce la eficacia de las piedras al agua.

    Piedras al aceite en la tienda

  • Piedras de diamante: Piedras de diamante

    En estos utensilios de afilado, el granulado de diamante de lijado está colocado en una matriz de níquel en forma de capa delgada sobre una base metálica. Estas piedras proporcionan una alta planitud y durabilidad, siempre y cuando los diamantes sean de calidad superior (monocristalinos).

    Atención: Evite los productos baratos, ya que estos suelen estar fabricados con polvo de diamante policristalino, que presenta una corta vida útil.

 

 

¿Qué equipamiento básico necesito?

Para principiantes:

Para expertos:

Para las gubias necesitará, además, lo siguiente:

Para principiantes y expertos:

Para todos los usuarios:

Para exteriores, jardinería y hachas:

 

 

 

 

Datos interesantes
Granulado

El granulado indica la finura del medio de lijado. En Europa está definida por el número de mallas por pulgada cuadrada de un tamiz. Por ejemplo, un herramienta de lijado con granulado de 500 apenas pasa por un tamiz de 500 mallas por pulgada cuadrada. A veces también se describe el granulado indicando el tamaño de las partículas de lijado en micras (= 1/1000 mm). Para desbastar se emplean piedras con un granulado de 80-220 (modelados gruesos y eliminación de estrías o mellas), para afilar, de 800-2000, y para rectificar y pulir, de 3000-12 000.

Estructura de las piedras de afilar sintéticas

Las piedras de afilar están compuestas principalmente por un aglutinante (matriz) en el que están integradas las partículas de lijado (óxido de aluminio, carburos, piedras semipreciosas naturales y polvo de diamante). La eficacia de la piedra depende de la combinación de la dureza del aglutinante y la calidad de las partículas de afilado. En las piedras al agua sintéticas se suelen emplear sustancias similares a la arcilla como aglutinante, cuya dureza se puede determinar por la composición y la intensidad de la temperatura de cocción.

Estructura abierta
Estructura abierta
Estructura cerrada
Estructura cerrada
 


La mayoría de piedras al agua japonesas presentan un aglutinante relativamente blando con poros abiertos que libera partículas de lijado nuevas durante el afilado, permitiendo así una alta eficacia.

El desgaste que se produce requiere rectificar las piedras regularmente. Por el contrario, las piedras cerámicas presentan un aglutinante muy duro y, por lo tanto, sufren menos desgaste. No obstante, para poder lograr un buen afilado, se deben emplear partículas de lijado de calidad superior y resistentes al desgaste, como, p. ej., las de las piedras Shapton. En el caso extremo de los aglutinantes completamente rígidos de las partículas de lijado y la consiguiente ausencia de desgaste de la piedra, se utilizan partículas de diamante (DMT).

¿Por qué no se deben usar chairas?

Las chairas solo sirven para eliminar las rebabas de los cuchillos de cocina convencionales hasta 58 HRC. ¡No sirven para afilar! Tienen una dureza de entre 60 y 70 HRC. Si se utilizan en cuchillas japonesas, las arañan o simplemente se deslizan por ellas sin ningún efecto. Por eso, nosotros no ofrecemos chairas en nuestro catálogo.

Productos de cuidado

Incluso después de afilarlas, las cuchillas se tienen que cuidar. Para evitar la corrosión, utilice un aceite anticorrosivo poco ácido, como el aceite de camelia (N.° 705280) o Ballistol (N.° 705270). Para limpiar superficies sucias o deslucidas, recomendamos la pasta pulidora Gundel-Putz (N.° 705262) o los polvos de pulido Uchiko. Para combatir el óxido, utilice el raspador de óxido (N.° 711530).

 

 

Consejos:
  • Para guardar las piedras sintéticas, lo ideal es utilizar un contenedor de plástico que se pueda cerrar y en el que se pueda almacenar la piedra en remojo.
  • Para evitar la formación de algas, pulverice un poco de vinagre o desinfectante en el agua (los detergentes domésticos agresivos pueden atacar el aglutinante de la piedra).
  • Nunca exponga la piedra a las heladas, ya que podría agrietarse.
  • Si el agua contiene mucha cal se debe evitar secar la piedra muy a menudo, ya que podría dañarse y perder efectividad.
  • • Trate las piedras con cuidado. Manténgalas planas, limpias y libres de aceites (el aceite impide que puedan absorber el agua y reduce la eficacia de lijado).
¿Qué es el afilado?

El afilado se define por la calidad de la intersección de las dos superficies del bisel en una cuchilla. La línea de corte forma el filo. Las cuchillas romas presentan una redondez en el borde de corte. Por lo tanto, con el afilado se persigue allanar el material de las superficies del bisel con precisión para volver a conseguir una «intersección» perfecta.

 

 
 

 

Productos vistos recientemente