Fresas

Índice

La calidad aporta seguridad

La buena calidad de una fresa no solo ofrece mejores resultados, sino también más seguridad. Las fresas de calidad superior (derecha) no ahorran material, como suele suceder con las baratas (izquierda):


Calidad de una fresa
  • Vástagos largos de acero al molibdeno para una sujeción segura, profundidad de fijación mínima grabada en el vástago
  • Cuerpo principal sólido para una gran estabilidad, con recubrimiento antiadherente para una menor fricción y para evitar la adhesión del polvo de madera
  • Filos gruesos de metal duro con calidad de micrograno soldados al soporte, para una alta resistencia a la rotura y un afilado duradero
  • Rodamientos de bolas de calidad que resisten un uso intenso de hasta 30 000 rpm


Las fresas del surtido DICTUM se someten a controles de calidad continuos y cumplen las normas de seguridad europeas (normas UE 847-1 y 2). Nuestros juegos de fresas (N.° 717660/717661) de 12 y 22 piezas también cumplen estos altos requisitos.

Avance manual (MAN)

Avance manual

Todas las fresas de nuestro catálogo son aptas para el avance manual (avance MANual). Esto significa que disponen de una limitación de profundidad de viruta de 1,1 mm como máximo, como lo prescriben las asociaciones profesionales. No obstante, no debe introducir cualquier fresa en la herramienta manualmente. En particular, las fresas con diámetros grandes, como la fresa para allanar con Ø 50,8 mm (N.° 717778), solo deberían utilizarse en una mesa de fresado con tope (p. ej., N.° 706659). Además, las fresas diseñadas para fabricar ensambladuras de madera, como la fresa de perfil/contraperfil (N.° 717779), solo ofrecen resultados perfectos si se utilizan en la mesa de fresado.

Limpieza

Limpieza

Si se hace un uso adecuado, las fresas son relativamente fáciles de cuidar. Después de trabajar maderas que contengan resina, como el pino, las fresas y los rodamientos de bolas se deben limpiar inmediatamente para eliminar el polvo de madera que se haya quedado adherido, ya que este se endurece con el tiempo y se incrusta de manera persistente.

 

Gereinigter Schaftfräser

En general, el polvo se puede eliminar con un poco de alcohol o aguarrás (N.° 705293) y un pincel duro. El cuerpo principal de nuestras fresas tiene un recubrimiento antiadherente. Para eliminar los restos de resina persistentes de las placas de corte, el disolvente para resina Ballistol (N.° 705524) funciona de maravilla. Desenrosque antes los rodamientos de bolas para que no se desengrasen.

 

¿Reafilar las fresas?

Reafilar las fresas

Los filos de metal duro de calidad superior de nuestras fresas presentan una gran durabilidad de corte. No obstante, después de un uso prolongado o de trabajar maderas muy duras, el afilado disminuye. No siga trabajando con una fresa sin filo, ya que ello afectará a la calidad de la superficie, dejando más marcas de desgarro y quemaduras.

Puede reafilar la mayoría de fresas usted mismo. Si hay un rodamiento de bolas, extráigalo primero. A continuación, afile solo las superficies planas de las plaquitas de metal duro con una tarjeta afiladora (N.° 705396) o un afilador de diamante (N.° 705395) con pocas «pasadas de lima» (no reafile los biseles, ya que esto modificaría el diámetro o el perfil de la fresa).

Realice el mismo número de pasadas en ambas plaquitas de metal duro para evitar desequilibrios. Si tiñe antes las superficies de las plaquitas de corte con un rotulador resistente al agua, el progreso del trabajo se verá fácilmente. Para que los granos de metal duro limados se trasladen rápidamente, humedezca siempre el afilador de diamante con agua.

Es mejor llevar las fresas completamente desafiladas o con muescas grandes en el filo a un servicio de afilado profesional. Nuestro servicio de atención al cliente lo puede ayudar con esto.

Productos vistos recientemente